Se llevó a cabo la cuarta edición del Festival Letras en Tepic, Nayarit



Una jornada literaria más transcurrió en el occidente mexicano. Ficción, historia y poesía se dieron cita en la ciudad natal de Amado Nervo.

 

 

“El poeta habla con un lenguaje críptico, por decirlo así. Está encriptado. Un lenguaje sintético con economía de palabras que da ensoñación a la gente. Le gente se siente llena de fantasía y aquí tenemos un Río que se llama Mololoa y tenemos un cerro que se llama Sangangüey, y cuando Campa Bonilla dice: va cantando el Mololoa/saltando al astro rey/porque el sol desde la aurora/ le da un beso a Sangangüey”.
- Octavio Campa Bonilla, Poeta.

Y precisamente el Cuarto Festival de Letras en Tepic, —que se realizó del 31 de enero al 4 de febrero— transportó a otro estadio a 35 mil personas que acudieron a sus más de cien actividades…  Esta vez, contó con 135 escritores, de ellos: 72 nayaritas y cinco internacionales.

En la Plaza Bicentenario, antes Jardín de los Constituyentes, se escuchó un pregón:

“Se venden cuentos, novelas, poemas, historias y hasta libros con motivos bonitos”.

Se trató de la proclama del librobús que con una década de recorridos, esta vez llegó —con más de seis mil ejemplares— a la capital nayarita, ahora como parte de la Estrategia Nacional de Lectura…  Con poemas de Rubén Darío y Leopoldo Lugones y después de 112 años, la revista Tepic Literario  —fundada por el nicaragüense Solón Argüello— volvió a circular en esta ciudad.

Durante un conversatorio sobre la literatura fragmentaria, la escritora Margo Glantz se refirió a la violencia de género.

“Soy feminista, seguiré siendo feminista y siempre habrá problemas para las mujeres porque nunca habremos ganado definitivamente nada, como en general la gente desposeída, muy difícil que ganemos algo. Digo, lo ganamos y lo perdemos, lo ganamos y lo perdemos y por eso tenemos que luchar”.

Tepic es una de las ciudades que más ha sido afectada por la violencia de género.

“Entonces creo que nos falta mucho más por avanzar en la literatura, estamos presentes sin embargo creo que hay otro obstáculo que es igual a la violencia de género, y es que en Nayarit no existe plataformas que muestren tu trabajo, no existe un seguimiento, no existe una facultad de letras”.
- Frydha Victoria Ramos, Poeta.

Esta vez, en el festival se dijo que la lectura contribuye a la paz, y así un grupo de autores fueron a 37 escuelas públicas para llegar, con acciones de fomento a la lectura, a 15 mil alumnos de nivel básico.

La festividad dejó los retos de: convocar a la sociedad y a las familias para formar públicos;  crear talleres literarios permanentes así como democratizar y aumentar  becas para escritores nayaritas.

Este Festival de Letras de Tepic trajo el compromiso de las autoridades de crear el archivo histórico de Nayarit para recuperar la memoria de sucesos y personajes que han pasado por esta tierra.

“Convocar a todos los historiadores del Estado de Nayarit, a las familias que tengan historias del Estado de Nayarit y por supuesto al pueblo en general que nos ayuden a hacer este gran archivo que urge tengamos aquí en nuestro Estado”.
- Antonio Echevarría, Gobernador de Nayarit.

Esta celebración de la literatura demostró que aquel que llega a Tepic, se lleva y deja un cúmulo de gratas experiencias y poesía, como lo hizo en 1881, la poeta Rosa Navarro.

Tepic es una perla que el mar quiso

bondadoso donar al occidente;

en su llanura fértil se presiente

algo que se asemeje al Paraíso.

 

Con información de Aura María Vidales
@AuraMaVidales