Se cumplen 350 años de la profesión de Sor Juana Inés de la Cruz al Convento de San Jerónimo



Los 350 años del ingreso de Sor Juana Inés de la Cruz como monja del Convento de San Jerónimo se evocaron en el Auditorio Divino Narciso de la hoy Universidad del Claustro de Sor Juana.

 

 

Esta vez, con un montaje que se dedicó a la memoria de Carlos Arriaga, quien fuera Presidente del Patronato del Centro Sor Juana Inés de la Cruz en Nepantla.

“Sor Juana fue una mujer que hace 350 años hizo la defensa del derecho de las mujeres a la palabra, al conocimiento. Ella defendió a las minorías… ¿Por qué Sor Juana? Pues justamente, porque en un momento como éste en que es importante rescatar, respetar la dignidad de todas las personas, especialmente, de las mujeres, pues hay que honrar a quien empezó un movimiento”.
- Carmen López Portillo, Rectora Universidad del Claustro de Sor Juana.

El acto coincidió con el día y la hora en que, hace tres siglos y medio, ocurrió la profesión la Décima Musa al convento donde vivió 27 años. La celebración fue dramatizada por Roxana Elvridge Tomas.

“Esta recreación es fruto de una investigación. Me metí a los libros de profesiones de San Jerónimo. Los textos que dice el sacerdote, los textos que responde la monja son exactamente los que se decían en el siglo XVII”.

Paola Izquierdo actuó como Sor Juana.

Y justo aquella tarde, que trajo a la memoria a la máxima exponente del siglo de oro novohispano, se dio a conocer que la colección de impresos de Sor Juana Inés de la Cruz, de la biblioteca de la Universidad del Claustro, será inscrita como Memoria del Mundo de México en la UNESCO.

Con esa distinción —que se entregará el próximo 3 de marzo— este patrimonio impreso, antiguo y moderno de los siglos XVII al XXI adquiere mayor reconocimiento universal, como sin duda lo posee ya nuestra inmortal monja jerónima.

 

Con información de Aura María Vidales
@AuraMaVidales