Las mujeres que tienen una profesión y se dedican al cuidado del hogar, tienen derecho a una compensación en caso de divorcio: SCJN



La Suprema Corte de Justicia de la Nación ha subrayado el valor de la doble jornada que realizan las mujeres que cuidan del hogar y además trabajan.

 

 

Por eso, enfatizó el derecho de quienes están en ese caso, para ser compensadas si llegan al divorcio.

Lo materializó con una resolución de la Primera Sala, bajo la ponencia del ahora Ministro Presidente Arturo Zaldívar, al resolver un amparo el año pasado y que hoy es referente para la impartición de justicia a nivel local.

“A nosotros nos ayuda muchísimo porque cuando nosotros sustentamos nuestras resoluciones diciéndole a los interesados: Tenemos un criterio sustentado de la Corte…Es muy enfática al decir: analiza la doble jornada que puede llegar a tener, el reconocer el concepto, que el justiciable, que la persona que viene a tramitar sus asuntos se empiece a identificar con estos conceptos”.
- Blanca Ivonne Ávalos Gómez, Juez 23 Familiar TSJCDMX.

La doble jornada consiste en reconocer que algunas mujeres además de tener un empleo, también realizan actividades laborales dentro del hogar y de cuidado de los hijos.

Normalmente, el trabajo doméstico no es remunerado, representa un costo de oportunidad para las mujeres que lo realizan, además de que las ubica sólo a ellas en esas labores, con lo que se fomentan estereotipos de género.

“En esta doble jornada, cuántas veces no estás trabajando de nueve a tres por ejemplo, y en la tarde te dedicas a realizar todas las tareas del hogar, no tiene que ser excluyente sino hacer una evaluación en ese núcleo familiar, quién es quién preponderantemente está atendiendo las necesidades de esa familia”.

En la sentencia, la Suprema Corte de Justicia recalcó que la institución de compensación es una forma de restar la inequidad que puede producirse si alguno de los cónyuges asume cargas domésticas y familiares en mayor medida sin recibir remuneración económica a cambio.

“El análisis de esta figura de la compensación debe hacerse en función de que el cuidado del hogar puede ser coexistente con una actividad remunerada”.

La resolución de la Suprema Corte de Justicia responde a un problema cotidiano en nuestro país:

En México, de acuerdo con la Encuesta Nacional sobre Discriminación, dos de cada diez personas mayores de 18 años dijo estar de acuerdo con la frase: “Las mujeres deben ayudar en los quehaceres del hogar más que los hombres”.

Según datos de la Secretaría del Trabajo, de las más de 20 millones de mujeres con alguna actividad productiva remunerada, casi 15 millones tienen al menos un hijo.

De acuerdo con la Agencia Kantar Worldpanel, más de la mitad de las amas de casa que son madres en la Ciudad de México, además de dedicarse al cuidado del hogar trabajan de medio tiempo o completo.

 

Con información de Mario López Peña
@elogiodeljabon