La Segunda Sala concede amparo para importación o adquisición de semillas de marihuana



La Segunda Sala de la Suprema Corte de Justicia amparó a tres personas para que puedan importar semillas de marihuana o adquirirlas de sujetos previamente autorizados para ello.

 

 

El caso surgió de la solicitud de autorización de los quejosos a la Comisión Federal para la Protección de Riesgos Sanitarios para consumir marihuana de forma personal y con fines lúdicos, así como realizar las actividades correlativas al autoconsumo.

La solicitud fue rechazada, por lo que promovieron un amparo con el argumento de violación al derecho de libre desarrollo de la personalidad.

El amparo fue concedido sin la posibilidad de adquirir o importar marihuana o sus derivados, por lo que el asunto llegó a la Corte.

La Segunda Sala modificó los efectos de la concesión del amparo para incluir la posibilidad de importar semillas de marihuana, o adquirirlas de sujetos previamente autorizados.

“En el caso concreto quedará a cargo de la autoridad administrativa responsable de ello, establecer específicamente las condiciones a que deberá sujetarse esta adquisición”.
- Alberto Pérez Dayán, Ministro SCJN.

“En un tema tan complejo se presentó un proyecto que fue enriquecido con algunas sugerencias que se tomaron en cuenta sobre la base toral que presentaba el proyecto original”.
- Fernando Franco González Salas, Ministro SCJN, Ponente.

“No puede conseguirse una sentencia que concede un amparo que reconoce un derecho cuando en el mundo fáctico no hay manera o una vía jurídica para ejercer ese derecho”.
- Javier Laynez Potisek, Ministro SCJN.

El Ministro Eduardo Medina Mora, Presidente de la Segunda Sala, hizo un llamado al Congreso de la Unión para que legisle y siente las bases de la política pública respecto de este tema.

“Las sentencias que emite esta Suprema Corte y las que ha emitido, y la que estamos aprobando el día de hoy, son un llamado de atención para que el tema se atienda y se aborde de manera integral en la sede correspondiente, esto es, en el Congreso de la Unión”.

De acuerdo con esta Sala, sin bien es labor del legislativo emitir las normas correspondientes, eso no impide que la Suprema Corte repare las violaciones a derechos fundamentales que le sean planteadas por los individuos, bajo protección de la Constitución y los instrumentos internacionales de derechos humanos.

 

Con información de Mario López Peña
@elogiodeljabon