La SCJN invalidó una disposición del Código Familiar de Michoacán en materia de dispensas para contraer matrimonio



El Pleno de la Suprema Corte de Justicia declaró la invalidez del artículo del Código Familiar de Michoacán que establecía como impedimento que podía dispensarse para contraer matrimonio el miedo o la violencia.

 

 

Es decir, contemplaba la posibilidad de que la falta de voluntad expresada de forma libre por uno de los cónyuges podía confirmarse para que el matrimonio tuviera eficacia jurídica.

“Estos medios de coacción para vencer la voluntad de uno de los cónyuges, debe presumirse que produce efectos permanentes”.
- Margarita Beatriz Luna Ramos, Ministra SCJN, Ponente.

“Esas situaciones pueden provenir, y se da muchas veces de un tercero, generalmente los padres o personas muy cercanas que pueden ejercer influencia sobre la persona para vencer su voluntad de casarse con otro o, incluso, obligarla a hacerlo”.
- Norma Lucía Piña Hernández, Ministra SCJN.

“Esta norma no se aplica solamente a las mujeres, sino me parece que sería inválida con independiente de que el cónyuge que ha sufrido la violencia pueda ser mujer u hombre”.
- Arturo Zaldívar Lelo de Larrea, Ministro SCJN.

Los ministros, al reconocer las condiciones sociales del país, también consideraron que la disposición atentaba contra instrumentos internacionales que buscan erradicar la discriminación y la violencia contra las mujeres.

Al continuar el estudio de dos acciones promovidas contra este Código Familiar, el Pleno declaró constitucionales artículos relativos al divorcio sin expresión de causa vinculados con la exigencia de proponer de un convenio respecto de temas como guarda y custodia de hijos y alimentos, entre otros.

“Con esa libertad de configuración que se reconoce a las entidades, existen diversas maneras de establecer o de regular este tipo de divorcio y creo que en este caso, si independientemente de alguna otra forma en que se pudiera plantear, creo que éste es razonable y razonable porque tiende a proteger el derecho de la familia”.
- Luis María Aguilar Morales, Ministro Presidente SCJN.

“Creo que el convenio, es el elemento esencial para que esa contraparte que está sujeta a un divorcio sin causa, pueda, eventualmente, conocer las condiciones que se están ofreciendo para ello y, en su caso, poder argumentar lo que considere conveniente y, por supuesto, aquí se dijo: es el juez el rector de todo este proceso”.
- Fernando Franco González Salas, Ministro SCJN.

El estudio de este asunto continuará la próxima sesión del Pleno.

 

Con información de Mario López Peña
@elogiodeljabon