La Primera Sala se pronunció a favor de los derechos de las personas con discapacidad



La Primera Sala de la Suprema Corte se pronunció a favor de los derechos de las personas con discapacidad.

 

 

Una persona con acondroplasia, que es una alteración ósea por la que los brazos y las piernas son cortos en proporción a la longitud del torso, solicitó a un juez en materia familiar que se dictaran medidas de protección para evitar la violencia y maltratos que, afirmó, le profería su hermana.

Tras analizar el caso, la Sala ordenó el diseño de las medidas apropiadas para reestablecer una sana interacción social-familiar, así como para las recomendaciones e intervenciones terapéuticas que deben realizarse por expertos en psicología y/o psiquiatría.

Lo anterior, con la finalidad fin de que las partes en conflicto puedan resolver sus diferencias y gozar de un entorno familiar libre de violencia y discriminación.

 

Con información de Mario López Peña
@elogiodeljabon