La Primera Sala determinó que en el proceso penal el juez está obligado a advertir al inculpado, violaciones a su derecho a una defensa adecuada



La Primera Sala de la Corte determinó que si el juzgador advierte alguna falla del abogado defensor durante el proceso penal, y considera que vulnera el derecho a la defensa adecuada del acusado, deberá comunicarle las fallas y preguntarle si desea continuar con ese defensor.

 

 

La Sala precisó que si el acusado decide cambiar a su defensor, el juzgador deberá ordenar que se le designe otro si es el defensor de oficio, o bien, pedirle que identifique a su nuevo abogado particular.

Los ministros determinaron que con el cambio, deberá otorgarse al inculpado y a su abogado, el tiempo necesario para preparar la defensa.

Sostuvieron que para tutelar el derecho a una defensa adecuada, los jueces deben examinar la actuación del defensor durante todo el juicio sin dejar de reconocer la autonomía de cada abogado en el diseño de su estrategia.

 

Con información de Mario López Peña
@elogiodeljabon