La Primera Sala aprobó una tesis aislada sobre pensión compensatoria derivada de la terminación del concubinato



La Primera Sala de la Corte aprobó una tesis aislada sobre pensión compensatoria derivada de la terminación del concubinato.

 

 

Asunto en el que determinó que el artículo 291 quintus, último párrafo de la capital del país, vulnera el derecho a la igualdad y no discriminación.

Porque si bien la norma considera que en caso de divorcio o fin del concubinato, garantiza a la parte que haya desarrollado una dependencia económica y tenga necesidad de recibir alimentos, exigirlos.

De acuerdo a la necesidad del acreedor y la posibilidad del deudor, por el tiempo que duró la relación matrimonial o el concubinato.

No se justifica que haya establecido plazos diferenciados para exigir la pensión.

Pues en el caso del matrimonio el plazo se extingue cuando haya transcurrido un término igual a la duración del matrimonio.

Mientras que en el caso del concubinato fija el plazo de un año, contado a partir del fin de la relación.

Lo que se considera viola el derecho a la igualdad y no discriminación.

En redes sociales la Corte destaca un criterio de la Segunda Sala, que establece que el embarazo no puede ser motivo de despido.

Hacerlo, es un acto de discriminación y cuando la trabajadora argumenta que el embarazo fue la causa del despido, el patrón deberá demostrar que no fue así.

Durante el juicio no basta que el patrón ofrezca reinstalar a la trabajadora, para quedar eximido de demostrar la causa del despido.

 

Con información de José Luis Guerra García