La defensora del pueblo de Portugal, Maria Lúcia Almaral, compartió la experiencia de su país con la migración



La defensora del pueblo de Portugal, María Lúcia Almaral, compartió la experiencia de su país con la migración.

 

 

“El drama del Estado portugués es, por lo tanto, en este momento, el drama de ser capaz de hacer dos cosas de un modo equilibrado: primero, tratar con igual consideración y respeto las personas que genuinamente piden asilo y tratarlos dignamente y diferir sus pedidos con toda rapidez y seguridad; y segundo, lo que es pedido del Estado portugués, y de otros estados, que prevenga y evite, y combata, la trata de personas”.

Como parte de la Feria Internacional del Libro de Guadalajara, la Ombudsperson portuguesa se reunió con representantes de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos de México, para un diálogo sobre la visión de la protección de los derechos de los migrantes.

“Tenemos el deber de estar abiertos, y la sociedad portuguesa es una sociedad abierta. Tanto es, que nos procuran como refugio, perfectamente sobre eso, en la sociedad portuguesa hay un consenso total de estar abiertos”.

Por su parte, la Secretaria Ejecutiva de la CNDH, Consuelo Olvera Treviño, hizo un llamado a trabajar en conjunto para combatir las causas que generar la migración.

“Hoy como nunca están en riesgo los derechos humanos, hoy como nunca hay que poner el énfasis en el origen, en el centro, la dignidad de las personas. Y por ello es que tenemos que trabajar de manera conjunta para lograr que los derechos humanos sean cumplidos para todas las personas”.

Señalaron que sociedad y gobierno son responsables de generar las condiciones idóneas para evitar que las personas tengan que transitar hacia otros países en busca de oportunidades.

 

Con información de Jesús Daza
@jesusdaza1138