Estudiantes de la Facultad de Derecho de la UNAM, fueron favorecidos con una beca de la SCJN



Que la formación de licenciados en derecho sea como verdaderos elementos de justicia y de sociedad, fue el llamado que hizo ante el Ministro Presidente de la Suprema Corte de Justicia de la Nación,  Karen Arianett Sosa Babina, estudiante de quinto semestre de la Facultad de Derecho de la UNAM.

 

 

Habló a nombre de sus compañeros Mario Aldair Munguía Ocampo y Ángela Daniela Martínez Villafuerte, quienes a su vez representaron a la Generación Supremacía Constitucional 2018, un grupo de 100 estudiantes destacados de la Facultad de Derecho que fueron beneficiados con una beca económica, en la que participa la Suprema Corte de Justicia de la Nación, Fundación UNAM y Fundación Carlos Slim.

“Se convierte en una satisfacción y un premio que egresados de esta casa de estudios puedan ayudar a futuras generaciones, ejemplo de ello es el Ministro Presidente Luis María Aguilar morales quien es egresado de nuestras mismas aulas, en las que nuestros compañeros y yo, hemos estudiado; conoce y sabe muy bien la gran importancia que los estudiantes como nosotros tengamos una acercamiento con el Poder Judicial”.

Aseguró que ante esta gran oportunidad, responderán con compromiso a la sociedad, que está anhelante de futuros profesionistas que amen su trabajo y formen a un México mejor.

“Las últimas semanas hemos sido testigos de propuesta de cambio para los poderes de la unión, cambios que lejos de una opinión política nos exige estar informados… Me atrevo a afirmar y a soñar que de las generaciones a las que hoy apoyan e impulsan mañana tendremos al próximo ministro presidente, al próximo Rector de la UNAM, al próximo Director de la Facultad de Derecho, a los próximos ministros, estoy segura que de aquí saldrán grandes figuras”.

A los tres estudiantes se les hizo entrega simbólica de una tableta por parte de la Fundación Carlos Slim, quien contribuye con material tecnológico para los cien alumnos.

“Amamos nuestra universidad, amamos nuestra facultad, confiamos en nuestras instituciones, ya que mucho de lo que somos y mucho de lo que seremos se lo debemos a ellas, porque: “Por mi raza hablará el espíritu” y “Por mi patria y mi juventud”.

 

Con información de Lorena Sánchez Cabrera
@LoreSan_12