El principio de definitividad es uno de los requisitos fundamentales para que proceda el juicio de amparo



El principio de definitividad y la irreparabilidad del acto reclamado en el juicio de amparo, son dos figuras jurídicas de las cuales los juzgadores federales se apoyan para mejorar la impartición de justicia en México.

 

 

“Si se promueve una demanda de amparo y el acto reclamado admite un recurso ordinario, se puede desechar la demanda de entrada y eso le permitiría al particular ir a agotar el recurso ordinario o si se admite la demanda, pero en sentencia se advierte esa circunstancia se tendría que sobreseer”.
- Magdo. Germán Baltazar Robles, 17º Tribunal Colegiado Materia Administrativa CDMX.

El Magistrado Baltazar Robles señaló que con esto último implicaría que no se estudie la constitucionalidad del acto, durante el juicio de amparo.

“En los casos extremos en donde está en juego la vida y la libertad de las personas, la propia Ley de Amparo prevé que cualquier persona en comparecencia ante el juzgado pueda presentar la demanda de manera verbal, pero es solamente para los casos que protegen los bienes jurídicos más indispensables”.

Baltazar Robles fue el ponente en la conferencia sobre estas dos figuras jurídicas, en el edificio del Poder Judicial de la Federación, en Las Flores Ciudad de México.

“Definitividad es la obligación de esperarte a que se agoten los recursos ordinarios antes de promover amparo contra un acto, y la irreparabilidad significa que el acto produce una afectación a derechos sustantivos, es decir, a derechos protegidos directamente en la Constitución y sin posibilidad de que se puedan componer mediante otro medio de defensa”.

La conferencia fue organizada por la Asociación Nacional de Magistrados de Circuito y Jueces de Distrito del Poder Judicial de la Federación.

 

Con información de Miguel Nila Cedillo