El Gobierno del Estado de México realiza acciones destinadas a reforzar los protocolos de búsqueda y localización de personas



El Gobierno del Estado de México, en coordinación con las autoridades del Municipio de Chimalhuacán, realiza acciones destinadas a reforzar los protocolos de búsqueda y localización de personas, principalmente, en la zona oriente de esa entidad.

 

 

Las acciones oficiales contemplan la alerta de violencia de género contra las mujeres, decretada en 2015.

Las autoridades mexiquenses informaron que, a través de la Unidad Especializada de la Policía para la Atención a Víctimas de Violencia Intrafamiliar y de Género, se han realizado, a la fecha, cerca de 500 registros biométricos a personas de grupos vulnerables.

Con estos registros, indicaron, se está generando una base de datos, que se compartirá con otras instancias gubernamentales.

Las pruebas consisten en recabar muestras de iris, huellas dactilares y fotografías y son aplicadas en albergues, anexos, casas de día para personas de la tercera edad, en los 18 centros de desarrollo comunitario, así como a víctimas de violencia que acuden a las instalaciones del Instituto Municipal de la Mujer o al Sistema DIF de la entidad.

En particular, en Chimalhuacán, opera además, la célula de búsqueda inmediata, que hasta el momento ha logrado hallar a 499 personas, de las cuales, aproximadamente el 28% reportaron dificultades de conducta, 25% problemas en relaciones sentimentales, 14% riñas familiares, 13% ausencia voluntaria y 5 % problemas de salud mental, entre otras.

El equipo de evaluación biométrica, informó, fue entregado por la Comisión Nacional de Búsqueda en agosto pasado a cinco municipios del Estado de México: Ecatepec, Nezahualcóyotl, Naucalpan, Toluca y Chimalhuacán y son parte de una prueba para la conformación de una base de datos estatal de personas no localizadas, con el fin de atender otras vertientes de la alerta de género.

 

Con información de Adrián Capula