Dicta Ministro Cossío Conferencia Magistral en Congreso Internacional de Derecho Constitucional



De cara a un proceso electoral para el año entrante muy complejo y en medio de una situación con altos índices de delincuencia, se vislumbra una enorme presión en el país, por la disputa entre los derechos humanos y la seguridad, alertó el Ministro de la Suprema Corte de Justicia, José Ramón Cossío Díaz.

 

 

“Van a estar sometidos o están siendo sometidos a una enorme presión en esta disputa que ya ve, aunque soterradamente, entre derechos humanos versus seguridad. Están tan mal las cosas en materia de seguridad en el país que muchas personas lo que han empezado a decir, organizaciones de la sociedad civil, académicos, legisladores, políticos, etc, es: no podemos ser tan garantistas, porque eso está impidiendo una lucha más adecuada, una lucha frente a delincuencia organizada”.

Al dictar una Conferencia Magistral, en el marco del Tercer Congreso Internacional de Derecho Constitucional, dijo que adicionalmente se tendrán que establecer nuevas revisiones a la Ley de Amparo, pues no ha terminado de ajustarse a la oralidad y a la reforma al artículo primero constitucional, de 2011.

“El amparo es un mecanismo muy poderoso, muy potente, muy pesado, los juicios orales pretenden otra forma, entonces el choque entre estos dos mundos nos está produciendo, hay varios magistrados en materia penal, nos está produciendo muchos problemas que no me parece, no previmos que eran lógicas distintas o si lo previmos no supimos cómo resolverlas a ese nivel”.

El Ministro José Ramón Cossío reconoció que muchos de los temas que se reforman en la Carta Magna no se han insertado en la vida cotidiana de la sociedad, como en el caso del Sistema Nacional Anticorrupción.

Y a pesar de las voces en pro y en contra de una nueva redacción a nuestra Constitución Política, descartó que esto suceda en el corto plazo, por la situación de tensión política, electoral y social que hay en el país.

“Es una elección tan grande que creo que no hay fuerza para, como en otros procesos electorales anteriores, sentarnos a ver si vamos a tener o no un nuevo texto constitucional. Creo que nadie lo va a plantear porque francamente sería un disparate, además de una elección de esa magnitud con las condiciones de inseguridad que tenemos, con las condiciones del TLC y la política del Presidente Trump, etc.”.

Sin pronunciarse sobre temas de constitucionalidad en la recién aprobada Carta Magna de la Ciudad de México, el Ministro de la Corte dijo que se avanzó en el tema de derechos; no obstante, quedó corta en la parte orgánica, pues no hay diferenciación competencial de los entes de la administración pública.

 

Con información de Martha Rodríguez
@marthaarod