Llevan a cabo Seminario Internacional: Las Constituciones de México y Alemania 1917-1919



La agenda social que se incluyó en la Constitución de 1917 ha sido un fracaso para erradicar problemas como la pobreza y la desigualdad social.

 

 

Así lo señalaron especialistas que participaron en el Seminario Internacional “Las Constituciones de México y Alemania 1917-1919”.

“Si lo miramos desde el punto de vista de las promesas de la agenda social del constitucionalismo revolucionario pues esa agenda, ese expediente ha sido, si bien no del todo incumplido… Pero en términos de pobreza y desigualdad pues lo cierto es que la agenda social ha sido una agenda fracasada 100 años después”.
- Pedro Salazar, Director IIJ-UNAM.

“Todo el detalle de los derechos laborales definitivamente sabemos que todavía continúan siendo un desafío que estos derechos se hagan realidad para todas y todos los ciudadanos”.
- Mariela Morales, Instituto Max Planck de Derecho Público Comparado y Derecho Internacional de Alemania.

En este seminario, que se realizó en el Instituto Nacional de Estudios Históricos de las Revoluciones de México, se analizaron las coincidencias entre la Constitución mexicana de 1917 y la Constitución alemana de 1919.

“El primer lugar, y esto es muy llamativo por su momento en el cual se formularon, fueron promulgadas fueras de las capitales… Es la orientación de las dos constituciones en problemas sociales”.
- Günther Maihold, Instituto Alemán de Asuntos Internacionales y Seguridad.

“La Constitución de Weimar logró para el constitucionalismo europeo lo que la Constitución mexicana alcanzó para el constitucionalismo latinoamericano y mundial: el inicio del estado social y su consagración en una ley fundamental”.
- Héctor Fix Fierro, Investigador IIJ-UNAM.

“La consagración constitucional de los derechos económicos, sociales y culturales que se habían desarrollado en las legislaciones ordinarias de Estados Unidos y de Europa comenzó en la Constitución Federal Mexicana del 5 de febrero de 1917, con la que se inició el llamado constitucionalismo social”.
- Patricia Galeana, Directora del Instituto Nacional de Estudios Históricos de las Revoluciones de México.

Destacaron que ambas constituciones fueron tomadas como referencia para promulgar otras leyes fundamentales tanto en América Latina como en Europa.

 

Con información de Juan Carlos González
@JUANCA72CJ