La Primera Sala fijó un criterio en materia de igualdad

La Primera Sala de la Suprema Corte emitió una tesis aislada clave para la protección  de los derechos a la igualdad y a la no discriminación.

 

 

Contiene la metodología para el estudio de casos que involucren la posible existencia de un tratamiento normativo diferenciado.

De acuerdo con esta interpretación los casos de discriminación, como consecuencia de un tratamiento normativo diferenciado, exigen un análisis que se divide en dos etapas sucesivas y no simultáneas:

La primera implica una revisión para determinar si las situaciones a comparar pueden contrastarse o si, por el contrario, revisten divergencias importantes que impidan una confrontación entre ambas.

En la segunda etapa, se estudiará si las distinciones de trato son admisibles o legítimas, lo cual exige que su justificación sea objetiva y razonable, utilizando, según proceda, un escrutinio estricto o uno ordinario.

Detalla que el primer análisis debe realizarse con cautela, pues es común que diversas situaciones que se estiman incomparables por provenir de situaciones de hecho distintas, en realidad conllevan diferencias de trato que, más allá de no ser análogas, en realidad se estiman razonables.

 

Con información de Mario López Peña
@elogiodeljabon